Los bancos no pueden obligar a contratar un seguro a sus clientes

Cómo están cambiando los clientes de seguros por el Covid-19

La experiencia de vivir en un mundo amenazado por un virus no deja indiferente a nadie. Son muchos los estudios realizados durante los últimos meses en los que se pone de manifiesto un cambio en el comportamiento y en los hábitos de compra del consumidor. Los efectos son diversos, pero existe un amplio consenso en que el precio ha adquirido un mayor protagonismo a la hora de decidir nuestras compras. Es algo que se aprecia en todos los sectores, incluido el de los seguros. Las consultas online, comparando diferentes precios de productos aseguradores, crecieron durante el confinamiento y siguen al alza. Este fenómeno se observa también en la mayoría de los sectores de la actividad económica.

La salud y la seguridad, dos conceptos muy relacionados con la oferta y los valores del Seguro, son dos prioridades claramente al alza para los consumidores envueltos en una situación de emergencia sanitaria como la que vivimos desde hace meses. La incertidumbre por la situación económica es otro elemento que juega un papel decisivo en el comportamiento de los consumidores. Las noticias sobre la evolución de la economía están repletas de incertidumbres y de augurios negativos, por la que los ciudadanos se muestran más cautos que nunca a la hora de realizar sus compras. Los psicólogos destacan que el autocontrol del gasto está alcanzado niveles equivalentes a los de los peores momentos de la última crisis financiera.

Un requerimiento de los nuevos consumidores es disponer de un acceso digital a la información de los productos y servicios. En el caso de productos aparentemente complejos como son los seguros, las webs comerciales que utilizan recursos gráficos, tablas y elementos que facilitan la comprensión de los diferentes productos, como es el caso de Verti, tienen una gran aceptación. Del mismo modo, resulta esencial poder realizar y comparar el cálculo de cada modalidad de seguros para facilitar la decisión del cliente. El proceso se redondea facilitando la contratación desde la propia web y, por supuesto, proporcionando al cliente la posibilidad de realizar consultas por vía telefónica.

Pida precio